Tres poemas

Poesía

Jesús Alberto Díaz Hernández "Tinito"

La jungle

Vivo en un antro, contra un muro, bajo el filo de la espada. He pactado con la muerte [no he sido el único]. He seguido letra a letra los designios de los dioses, y aún así me asechan los azotes.

 

Trabajo para gente que no tienen un centímetro de cerebro e intuyo
la ironía del hipócrita; La Navaja de Ockham que degolla mi garganta.
He regresado de la muerte con dos heridas en el estómago, e intent

sobrevivir en una jungla literaria

Décimas

Sonetos

versos libres,

donde el talento no significa mucho. La literatura es un negocio

en bancarrota; por ejemplo la poesía es una estación del hambre
en su estado natural y la feria del libro, en peligro de extinción;
cada año chupan más:

$$$$$$

$$$$$$

$$$$$$

Y EN FIN POCO SE LOGRA

en esta jungla donde no se sabe

QUIÉN [devora a] QUIÉN

y sin embargo hay que seguir porque ya pagamos las entradas.

 

Todo se está yendo a la mierda, este antro en el que vivo, contra el mundo, bajo el filo de mi espada, acosado por palabras que al mezclarse con la sangre se han de volver indescifrables.

 

Agosto, 1992

 “Qualquer traco, linha, ponto de fuga”
Arnaldo Antunes

 

Después de una conversación con Badajoz
me puse a hurgar la carne del pasado
donde me encontré a mi mismo bajando la calle Martí
con un «greatest-hits» de Santana en el bolsillo
y tres pastillas de Decedrina en la cabeza.
Recuerdo que me detuve en la academia de ajedrez
como un artículo inadvertido en la sintaxis del Granma
cuyas páginas aún sirven para limpiarse el trasero.
Recuerdo las discusiones sobre Kárpov y Kaspárov,
los cuadros fantasmales y las movidas putrefactas,
a menudo me pregunto si ése tiempo fue siquiera
un pensamiento/ un panfleto:
Básico/ no básico/ dirigido,
la diferencia es nimia,
a veces pienso que Dios
debió haber estado endrogado
para crear el mundo en siete días,
o con diarreas, sudando frío
como un sidoso en el sanatorio
mientras dos jineteras se discuten un turista
y un policía acosa a un gay en el museo de ciencias.

¿Qué pan?

¿Qué vino?

¿Quién pregunta?

– Yo,
un hombre condenado a vivir con una piedra en la cabeza*
entre carros de caballos/ bici-taxis/ paladares/ chivatos y apagones…
Pizzas de preservativos/ parábolas urbanas:
Sexo
Drogas
Rock’n’ Roll
“Qualquer curva de qualquer destino
que disfaca o curso de qualquer certeza”
Porque no hay nada más inverosímil
que contemplar la muerte/ besarla en la mejilla
mientras nos muestra signos masónicos en el reverso de una moneda.
Porque no hay nada más real que mi tío recogiendo sobras en el portal
[de la academia,
donde Dios juega con el diablo.
Y pienso:
en mi tía = ara onú
en mi prima = huérfana
en mi ex- esposa = equidistante
en la abuela de Joaquín = en shekhiná
en el cuarto de mi madre = libros encebollados
y en el «YO» ajedrecista = ………………………………………
[………………………………………………..y no me logro recordar.

* Joaquín Badajoz

 

Décima

A veces pienso en la vida:
irónica, indescifrable
fiera con unos, afable
con otros; hostia esculpida
en la madera podrida
del destino, que es incierto
como el pez en el desierto.
Será que estoy bendecido
por no decir maldecido:
“Ser vivo y a la vez muerto”

Del Autor

Jesús Alberto Díaz Hernández "Tinito"
Nació el 29 de mayo de 1971, en Pinar del Río, Cuba. Sus poemas han sido publicados en varias revistas literarias y blogs, tales como: Cañasanta, La Peregrina, Crónicas aldeanas, La otra esquina de las palabras, Latino digest, A orillas del verso, Di Marga Code, entre otros. Tiene dos libros inéditos: Como Narciso en la floresta de los cuervos y Cuaderno de los elogios malditos, y también un cuaderno de poemas en inglés: Excerpts from my eggshell mind. Actualmente reside en Miami.